Para muchos de nosotros es de gran satisfacción celebrar este nuevo año, como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, aprobado en resolución por la Asamblea General de Naciones Unidas; una increíble oportunidad para hacer un llamado al cambio. La coyuntura es especial: Agenda 2030, Objetivos de Desarrollo Sostenible, Acuerdo de París, entre muchos otros esfuerzos actuales asociados a una nueva forma de pensar y actuar en el mundo; a los cuales estamos llamados a tomar acción con urgencia.

Esta iniciativa nace a partir de la Conferencia de Naciones Unidas para el Desarrollo Sostenible Río+20, en la cual se reconoce la importancia del turismo para promover los tres pilares del desarrollo sostenible, la creación de empleo y el comercio.

Con casi 25 años desde la Conferencia de Río, nuestra pregunta sería, ¿qué hemos cambiado desde entonces?. Los cambios son interminables y lentos, parece que hacemos lo mismo una y otra vez. Una vez reconozcamos nuestro rol dentro de un entorno que involucra un territorio habitado por diversas especies y con características propias culturales y ambientales podremos tomar acción e iniciar cambios desde lo más pequeño y esencial

El turismo es un sector que se encuentra en crecimiento. A medida que los turistas y visitantes aumentan; los riesgos, retos e impactos tanto positivos como negativos del turismo también crecen. Es necesario por lo tanto, tenerlos en cuenta y dirigir los esfuerzos en la construcción conjunta de un turismo que soporte e integre el tejido social, promueva buenas prácticas ambientales y genere beneficios económicos para todos de manera equitativa.

¿Pero y qué es eso del turismo sostenible para el desarrollo?. El turismo es una herramienta que permite involucrar diferentes actores en torno a una actividad que en si misma requiere de una sensibilidad especial para atraer a las personas durante el uso de su tiempo de ocio. El turismo, bien lo dice la Organización Mundial del Turismo, es importante para mejorar el acercamiento y entendimiento entre personas en el mundo, para promover la conciencia cultural y la contribución a la construcción de la paz. Para que el turismo sea sostenible debe tener en cuenta los beneficios que genera en su entorno social, ambiental y territorial; propendiendo por generar beneficios económicos para todos, maximizando los impactos positivos y minimizando los impactos negativos. El turismo genera una posibilidad única de incluir en este proceso a diversos actores públicos, privados y comunitarios; creando sinergias y redes de colaboración para el intercambio de ideas frente a las apuestas de desarrollo local.

Dentro de los objetivos de desarrollo sostenible que se relacionan con el sector están: El número 8: Promover el crecimiento económico sostenible, sustentable e inclusivo; empleo decente y productivo para todos. El número 12: Consumo y producción sostenible y el 14: Conservación y uso sostenible de los océanos, mares y recursos marinos para el desarrollo sostenible. Sin embargo, creemos que son más: COMUNITUR se adhiere y se compromete con la construcción de destinos sostenibles a través del consumo y la producción responsable; para ello estaremos involucrados en eventos de sensibilización en diferentes partes del país.

El Año 2017 promoverá el rol del turismo en las siguientes cinco áreas claves:

  • Crecimiento económico inclusivo y sostenible.
  • Inclusión social, empleo y reducción de la pobreza.
  • Eficiencia de recursos, protección ambiental y cambio climático.
  • Valores culturales, diversidad y patrimonio.
  • Entendimiento mutuo, paz y seguridad.

Este año es una oportunidad única para aumentar la conciencia sobre la contribución del turismo sostenible al desarrollo entre los sectores públicos y privados, los tomadores de decisión y las comunidades. El turismo puede ser un catalizador para generar cambios y mejorar la calidad de vida general, para el alivio de las condiciones de déficit de servicios básicos y generación de ingresos, así como para la inclusión de diversos actores con oportunidades limitadas. Se busca a nivel institucional generar, implementar y evaluar las políticas públicas relacionadas al desarrollo sostenible y al turismo; a nivel empresarial generalizar buenas prácticas de sostenibilidad de forma transversal en el proceso de pre-operación, producción y posproducción; y a nivel personal adoptar nuevos patrones de consumo que tengan en cuenta nuestra responsabilidad frente a la decisión de compra. Por un lado, debemos tener en cuenta que el impacto de nuestras operaciones es amplio a nivel social, ambiental y económico; las diferentes decisiones tanto en la implantación, en la operación o comercialización tienen consecuencias en nuestros clientes internos y externos. Por otro lado, debemos tener en cuenta que nuestras decisiones de compra no son solo transacciones financieras, estamos apoyando de esta forma las iniciativas y prácticas que hay detrás del producto. Porqué nos queda tan difícil tomar decisiones de compra responsable si podemos ya conocer los procesos de producción y prácticas empresariales detrás de las marcas y productos?.

Más información:

Tourism For Development 2017

United Nations World Tourism Organization – UNWTO

Video Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo